Un día se encontraron…

Un día se encontraron, mas vencidas por su orgullo, ninguna quizo aceptar la existencia de la otra. Y al negarse, terminaron negándose a si mismas. Hoy toy existencialista… ¡Zas!