¡UUUUUUUU…!

Cuando pronuncio la "U" siempre la pienso como una vocal que, a pasar de estar en último lugar cuando te enseñan las vocales, nunca pierde esa chispa de picardía y felicidad. Puede que sea uno de los chistes más "re-ñoños" que he dibujado pero se me ocurrió... que le vamos a hacer.